Se restringen las reuniones sociales a un máximo de 6 personas y se recomienda limitar la movilidad